miércoles, 4 de julio de 2018

Líbrate de los mitos sexuales en tus relaciones


8 MITOS SOBRE LA SEXUALIDAD 
¿Cómo los vives?

(Basado en "Myths Can Damage A Happy Sex Life" por Jane Gassner Patrick)

Todos nos vemos influenciados en nuestra sexualidad por ciertos mitos "heredados". Incluso a veces no estando de acuerdo con ellos conscientemente, no podemos evitar que nos afecten, cumpliendo con ellos o yéndonos al extremo contrario.

-->
¿Alguno de los siguientes mitos sexuales afecta a tus relaciones?


MITO nº 1: LAS MUJERES ESTÁN MENOS INTERESADAS EN EL SEXO QUE LOS HOMBRES

Si piensas así, tu mente funciona bajo el viejo estereotipo patriarcal de que los hombres son activos y las mujeres pasivas.

Realidad: Una mujer tiene una capacidad fisiológica infinitamente mayor para responder a la estimulación sexual que un hombre, con muchísima más sensibilidad y zonas erógenas. De hecho, toda su piel es una inmensa zona erógena. Además, En cuanto a deseo sexual, si gozan de buena salud, tiempo y energía suficientes, las mujeres igualarán o superarán a los hombres. Sucede que las mujeres no han sido alentadas a hacer del sexo una prioridad. Afortunadamente, cada vez piden más lo que quieren. Ya no se conforman con la idea de que el deber de las mujeres es satisfacer a los hombres. Las mujeres también quieren y saben disfrutar, ¡cada vez más!


MITO nº 2: CUANTO MÁS TE CENTRES EN TU LUCIMIENTO SEXUAL, MEJOR SERÁ.

El cine porno y el cine en general ha hecho mucho daño en este sentido. Tenemos una idea de cómo actuar en el sexo que nos hace actuar en vez de sentir.

Realidad: Es justo al revés. Si centras toda tu atención en el orgasmo, no sentirás el placer que estás recibiendo en el momento. Si estás ocupado pensando en cómo te debes mover, dónde debes estar tocando, qué siente tu pareja, sentirás poco tú mismo. El mejor sexo ocurre cuando estás totalmente inmerso en el momento presente, sintiendo y conectado con tu pareja, sin distracciones, ya sean físicas o mentales.


MITO nº 3: EL SEXO CON EL MISM@ COMPAÑER@ AÑO TRAS AÑO SE VUELVE ABURRIDO.

El aburrimiento sexual es el resultado inevitable de no conocer lo suficiente a tu pareja, de invertir muy poco en ti mismo y muy poco en la relación. ¿Quién puede esperar con ilusión tener relaciones sexuales cuando ambas partes saben exactamente cuándo y cómo sucederá?

Realidad: Estar con la misma pareja permite una mayor intimidad y seguridad. Para mantener la frescura, ambos compañeros deben intentar ser más aventureros, más creativos y más lúdicos al hacer el amor. La creatividad y la frescura hacen que tener buen sexo con una pareja de toda la vida provenga de ambos, permitiendo que los sentimientos se expresen en el momento. Cualquiera sea tu estado de ánimo, si tú y tu pareja estáis abiertos y permitís que vuestros sentimientos afecten a la forma en que hacéis el amor, el sexo puede ser diferente cada vez.

Y si, además, añadís una dimensión espiritual a vuestras relaciones sexuales, haciendo que el encuentro sea tratado como algo precioso y sagrado donde encontraros en cuerpo y alma… no hay aburrimiento que valga!


MITO nº 4: EL SEXO DE CALIDAD OCURRE CUANDO TE RESPONSABILIZAS DEL PLACER DE TU PAREJA.

Estar excesivamente pendiente del placer del otro puede llevar a olvidarte del tuyo o, incluso frustrarte si no lo consigues.

Realidad: "Sexo" es algo que dos personas hacen entre sí. Si ambos asumís la responsabilidad de vuestro propio placer, esto os conducirá a un sexo satisfactorio.

No puedes ser totalmente responsable de la satisfacción de otra persona, aunque puedes aumentar el placer de tu pareja respondiendo a las necesidades y deseos que te comunica. Cuando tu compañer@ te da, hazle saber qué quieres y qué te gusta, no sólo de palabra. Utiliza tus gestos y tu voz para expresar lo que te gusta, cuanto más goces, más disfrutará el otro dando y mejor sabrá cómo complacerte. La excitación está garantizada.


MITO nº 5: LOS HOMBRES ALCANZAN SU PICO SEXUAL A LOS 18 Y A PARTIR DE ESE MOMENTO ENTRAN EN DECLIVE.

La mayoría de los hombres, alrededor de los 18 años, tienen el punto máximo de producción de testosterona, la hormona masculina que influye en la excitación sexual. Sin embargo, la sexualidad de un hombre no depende solo de la fisiología.

Realidad: La estimulación psicológica y social también son factores importantes. Lo que un hombre siente por sí mismo, su pareja y el sexo en general tiene una mayor influencia en su interés y capacidad sexual que la eficacia con que responde su cuerpo a la estimulación. Así, el hombre mayor que goza de buena salud, que comprende su sexualidad y que tiene una pareja interesada e interesante puede estar en un punto más alto de sus poderes sexuales que el joven de 18 años que experimenta el sexo simplemente como un acto físico. Si, además, conoce y practica el sexo tántrico, su capacidad de sentir, disfrutar y dar placer no sólo no tendrá que ver con la edad sino tampoco con tamaños ni formas.


MITO nº 6: LAS MUJERES INDEPENDIENTES Y ACTIVAS SEXUALMENTE HACEN SENTIR IMPOTENTES A LOS HOMBRES.

Realidad: Las mujeres no causan impotencia en los hombres. Desde el punto de vista masculino, la compañera más estimulante es aquella que es sexualmente activa. La mujer que tiene más probabilidades de hacer que su hombre sea impotente es la dependiente. La que no hace nada sexualmente por ella ni por él, más que para estar disponible. Una mujer excitada respecto a su sexualidad y vitalidad puede inspirar una mayor vitalidad y actividad sexual a su pareja.


MITO nº 7: EL SEXO SIEMPRE DEBERÍA SER UNA COMUNIÓN APASIONADA, FÍSICA Y EMOCIONAL ENTRE DOS PERSONAS.

Sentirse inadecuado porque nuestro amor no coincide con el drama del cine o la novela en realidad nos niega el placer de lo que experimentamos. Igualmente importante, nos condena a constantes sentimientos de inadecuación y fracaso.

Aquí hay dos mitos: que el mejor sexo es algún tipo de unión cósmica, y que esta unión cósmica debe ser el objetivo cada vez que hacemos el amor.

Realidad: Convertir el objetivo del sexo en una comunión emocional total es, en sí mismo, una distracción. Casi puede garantizar que ese tipo de experiencia no ocurra. La verdad es que sólo en la ficción el sexo siempre es una comunión total, apasionada, física y emocional entre dos personas. En la vida real, es de todo: es salvaje, leve, una experiencia máxima, un momento bueno para abrazarse, un aquí te pillo aquí te mato; es bueno, malo, indiferente y todos los puntos intermedios.

Relájate, déjate llevar y experimenta dónde estáis juntos en el momento presente.

Dicho esto, cuando te relajas y dejas que el encuentro suceda, la unión cósmica puede acontecer, y manifestarse de mil formas distintas, nuevo y sorprendente cada vez.


MITO nº 8: EL SEXO SIEMPRE DEBE SER ESPONTÁNEO.

Si insistes en que el sexo sea espontáneo es probable que encuentres que tu vida sexual se reduce a nada.

Realidad: Es una fantasía asumir que para ser verdaderamente romántico el sexo debe “simplemente suceder'', que debemos ser arrastrados por nuestros deseos y que planificar el sexo es de sangre fría. Hoy en día muchas parejas están descubriendo que las sobreocupadas agendas casi no les dejan tiempo para hacer el amor. No deberías planificar el sexo, eso es demasiado artificial, pero sí planificar el tiempo para el sexo. Programad momentos especiales para pasarlos juntos, para ser románticos. Entonces dejad que se produzcan la intimidad, el cariño, el afecto... y el sexo.



21 y 22 de julio en Barcelona