viernes, 22 de junio de 2018

4 prácticas para liberarte de tus traumas y condicionamientos sexuales

¿Sabías que casi nadie está realmente feliz y satisfecho en la cama?

Todos tenemos algún "trauma" sexual 




--> Por herencia, educación o falta de ella, o experiencias más o menos traumáticas, todos cargamos con algún trauma sexual, condicionamientos y creencias que nos limitan tener la experiencia liberadora, gozosa, vital y espiritual que nuestra sexualidad nos podría proporcionar. Por no hablar de lo enriquecedora que podría ser una sexualidad consciente y libre de tabúes y traumas para tu relación de pareja, si la tienes. 
Desde mis primeros recuerdos relacionados con la sexualidad puedo ver que siempre hubo un componente de culpa, vergüenza o inadecuación, a la vez que mucha curiosidad y la intuición de que en ello había un gran potencial y poder. Desgraciadamente, durante más de la mitad mi vida fue algo de lo que no hablé con nadie. 

Por herencia, educación o falta de ella, o experiencias más o menos traumáticas, todos cargamos con
Nunca había recibido ningún tipo de educación sexual y no tenía idea de cómo ser una buena amante y tener relaciones sexuales placenteras. La gente parecía querer y disfrutar el sexo, y las películas estaban llenas de escenas de parejas en un encuentro erótico lleno de pasión y felicidad orgásmica. Sin embargo, en mis relaciones todo era mucho menos relajado, placentero y espectacular.

Sentía que era la única persona en el mundo que no acababa de disfrutar del sexo, lo que me hacía sentir muy sola e inadecuada. Yo quería ser como los demás, quería ser "sexualmente normal".


Afortunadamente, gracias al Tantra y al Rebirthing aprendí la verdad: 




Casi nadie en nuestra sociedad está realmente feliz y satisfecho en la cama. 




Todos hemos tenido nuestra parte de trauma sexual, que varía desde casos leves de programación social hasta casos extremos de violación y agresión sexual. 

En mayor o menor medida, ya sea que nos demos cuenta o no, todos hemos sido heridos, lastimados o abusados ​​sexualmente. No sé de nadie que haya podido escapar a este hecho. Sin embargo, la extensión, el grado y la gravedad de nuestras heridas varían mucho.

En este camino de aprendizaje, gracias al Tantra y al Rebirthing, comencé mi viaje de sanación sexual usando diferentes técnicas y prácticas para liberarme de la vergüenza y el trauma en torno a mi sexualidad. No es un camino fácil pero vale la pena.

Éstas son algunas prácticas que me han sido muy útiles: 


1. Trata el sexo como algo sagrado 


Crear un ritual alrededor de tu actividad sexual le otorga un estatus especial y te ayuda a liberarte del trauma sexual y de la idea de que el sexo es inadecuado o sucio. En nuestra cultura occidental, hemos pasado por cientos de años de condicionamiento social y religioso que reprime nuestros deseos sexuales. Ser una persona sexual, especialmente si eres mujer, no está bien visto socialmente. Serás etiquetado como un pervertido o una puta. Aprendimos a ocultar nuestro ser sexual y sólo expresarlo a puerta cerrada. E incluso en privado, a menudo sufrimos vergüenza y culpa por nuestros deseos sexuales, necesidades y fantasías. 

En Tantra y en Rebirthing, el sexo se contempla como algo saludable, natural y sagrado. Cuando dos seres que se aman se juntan, su unión sexual se percibe como una oración de gratitud enviada a lo divino, como una celebración de la vida.

Comienza tu experiencia sexual con una afirmación:
"Mi cuerpo es hermoso y me da placer. Mi erotismo es saludable, natural y maravilloso. Disfruto y celebro mi sensualidad y gozo en mis experiencias sexuales. Mi sexualidad es divina". Comienza a cultivar una mentalidad de alegría desvergonzada y gozo inocente en la cama.

2. Usa tu respiración conscientemente

Hemos aprendido a enfrentar las dificultades con lucha, con tensión, escondiendo cómo nos sentimos. Cuando surge dolor o incomodidad, tensamos nuestros cuerpos y tratamos de retener todo lo que no queremos reconocer.

Si respiras profundamente no puedes mantenerte en tensión.


Respirar a través de cualquier experiencia negativa o emoción es una forma poderosa de dejarla ir. Además, respirar a través de cualquier experiencia placentera también aumenta el placer, pues la relajación hace que éste es expanda.

Cuando surjan traumas sexuales, culpa o vergüenza, respira profundamente para procesarlos. Reconoce lo que estás sintiendo y deja que la emoción (es decir, la energía en movimiento) pase a través de ti en lugar de quedarse atrapada en tu cuerpo, atormentándote durante años.

Sé gentil contigo mism@, permite que todo tu cuerpo se relaje y respire profunda, lenta y conectadamente. Después de unas cinco respiraciones, ¡deberías comenzar a sentirte mejor! 


3. Sé tu mejor amante: date placer

Cuando te toques, hazlo con paciencia y reverencia. Contempla tu cuerpo como un templo de amor, placer y sensualidad. Tómate tu tiempo, no te apresures. No vayas direct@ a los genitales, sino comienza dándote un cariñoso masaje de cuerpo entero, o incluso un masaje genital para conectarte con tu naturaleza extática. Date permiso para disfrutar completamente de tu cuerpo. Busca el placer: masajea tus pies, acaricia tu pelo, tu cuello. Ama tu piel con tus manos y tal vez incluso con tu boca y tu lengua. 


Recuerda: Tú eres tu mejor y primer amante. ¡Date tanto gusto como lo harías con el amante más increíble y atractivo del mundo! 

4. Practica la presencia plena: tocar sin expectativas
Cuando tengas relaciones sexuales en pareja, abandona la necesidad de que ocurra cualquier cosa, abandona cualquier guión. No hay que llegar a ninguna parte. Tocaos entre sí para sentir y dar placer.

En nuestra sociedad, muchas personas ven el sexo como una carrera hacia el orgasmo. Así, nos presionamos a nosotros mismos y a nuestr@ amante para “dar” algo. Estamos creando un objetivo final e intentamos llegar allí. Esta presión no es saludable, no nos ayuda a sanar el trauma sexual, e inhibe nuestra capacidad de ser orgásmicos. Casi olvidamos lo increíble y milagroso que es el acto sexual en sí mismo y lo tratamos como una forma de llegar al clímax. Al hacerlo, nos perdemos toneladas de sensaciones placenteras. El sexo es un viaje, y este viaje en sí mismo es una experiencia maravillosa. 

Practica la presencia, la atención plena: la capacidad de unir la mente y el cuerpo. No "intentes" hacer que tu pareja tenga el orgasmo. No "intentes" tener un orgasmo tú mism@. Olvida la necesidad de que ocurra cualquier cosa y quédate con las sensaciones, el placer y el tacto que estás experimentando. 



Éstas son sólo 4 recomendaciones esenciales para liberarte de tus traumas y condicionamientos sexuales, pero hay muchas más cosas que puedes hacer.

Puedes profundizar y trabajar más activamente en la sanación de tus traumas sexuales mediante la participación en talleres o formaciones de tantra o de Rebirthing (u otras técnicas de crecimiento personal).

Igual que con cualquier cosa en la vida, escucha a tu cuerpo y elige sólo las prácticas que te sienten bien.

Confía en tu intuición y déjate guiar por tu conocimiento interno.

Tu cuerpo tiene una sabiduría, aprende a escucharlo.

21 y 22 de julio en Barcelona



martes, 19 de junio de 2018

Taller de REBIRTHING sobre SEXUALIDAD


LIBERA TU SEXUALIDAD CREATIVA


Creer es crear

Nuestra energía sexual es creativa

Nuestras creencias crean nuestra sexualidad

Si sanamos nuestras creencias sexuales, liberamos nuestra sexualidad y nuestro poder para crear



La sexualidad puede ser una herramienta de auto-descubrimiento que nos lleve a celebrarla, disfrutarla y usarla para crear con éxito la vida y las relaciones de pareja que tanto deseamos.

Las experiencias derivadas de nuestra concepción, gestación, nacimiento, condiciones familiares, infancia y adolescencia nos llevaron a conclusiones que determinaron totalmente la forma de vivir nuestra sexualidad y nuestras relaciones. Reconociendo y soltando las creencias y elecciones inconscientes que nos limitan podemos sanar nuestra sexualidad y liberarla.

El Rebirthing o Renacimiento nos da sencillas y poderosas herramientas para hacerlo.




EN ESTE TALLER APRENDERÁS A:

  • Vivir una sexualidad humana más sana y respetuosa.
  • Reconocer y sanar los patrones y creencias inconscientes que limitan tu sexualidad.
  • Desmontar mitos y tabúes, disolver la culpa y los patrones inconscientes.
  • Comprender la influencia del nacimiento en la vida sexual.
  • Identificar y desvincularte de herencias e influencias de tu sistema familiar en tu sexualidad.
  • Acompañar y guiar procesos de otros para descubrir y liberar sus creencias limitantes.
  • Fantasías y mitos. Celos e incesto emocional reprimido.
  • Usar y acompañar la respiración consciente conectada como herramienta de liberación.








IMPARTE: 
Anokhi
Terapeuta, Renacedora y Facilitadora de talleres de Rebirthing, Constelaciones Familiares y Reiki. Currículum ANOKHI





FECHA: 21 y 22 de julio de 2017.

HORARIOS: Sábado de 10:00 a 19:00 h y domingo de 10:00 a 14:00 h.

QUÉ TRAER: Ropa cómoda, libreta y bolígrafo.

LUGAR: Ishvara · Ronda Universidad 20, 1º 4ª, Barcelona

CÓMO LLEGAR: Metro Catalunya o Universitat

INVERSIÓN: 180€.

Para las inscripciones recibidas antes del día 7 de julio mediante ingreso bancario hay un descuento y el precio es:
  • 160€.
  • Para los menores de 25 años = 125€
  • Parejas o dos personas = 310€ en total

INSCRIPCIONES: Haciendo un ingreso/anticipo de 50€ en la cuenta de LA CAIXA D´ENGINYERS o BBVA ES53 3025 0002 45 1433318571 indicando tu nombre y “Taller Libera” (También puedes hacer el ingreso en cualquier oficina del BBVA, aunque no podrás poner remitente). Beneficiario: Beatriz Fernández. Después ponte en contacto con nosotros pidiéndonos el formulario de inscripción por e-mail o por teléfono. El resto se paga al contado al llegar al taller.

Plazas limitadas. Imprescindible reservar

CANCELACIÓN: En caso de cancelación por parte del participante, la cantidad pagada no es retornable, pero se puede guardar como inscripción para otro taller.

MÁS INFORMACIÓN / INSCRIPCIONES PARA ESTE TALLER:

Adrián: 626 292 773
Correo electrónico: adrian@anokhiom.com




TESTIMONIOS DE ANTERIORES PARTICIPANTES:

Te vuelvo a escribir para felicitarte por el taller, me lo he pasado súper bien con tu humor, y con tus historietas. Me han ayudado mucho para encontrar esa parte de mí que estaba escondida y con la respiración, la he sacado. No es hablar por hablar y a que el cambio lo han notado varias personas, mis padres de Zaragoza, mi mujer, mi hija y mis compañeros de trabajo.

Muchas gracias por todo y siento haberte invadido un poco-mucho, con mis problemillas.
Gracias por haberme escuchado y haber sido sincera conmigo. La vuelta a casa súper, muy posado y con una energía interior increíble
Te deseo una buena continuación en lo que haces, lo haces muy bien y con mucho tacto.
Un fuerte y cariñoso abrazo.

Antonio

Aprovecho para decirte que me encantó tu taller y la forma de llevarlo: esa soltura y fluidez con la que manejas en el aparente (y puntual) caos, tras el cual, todo es perfecto. Ese dominio del proceso del grupo demuestra tu “saber hacer” y maestría. También me encanta tu “lado payasa”; tienes un sentido del humor fantástico; es un don que te agradezco que hayas compartido con nosotros.
Vicente

Muchísimas gracias por tu gran generosidad de darte a los demás. Por tu compartir y entrega. Ha sido un taller muy SANADOR para mí… (hoy me siento movida y con dolor en el plexo solar y huesos de cadera) Con tanta energía en el taller se me han movida muchas cosas.
Gracias por tu AMOR, por tu naturalidad al expresarte con el cuerpo y con la comunicación.
El tiempo paso muy rápido, me hubieses encantado haber podido profundizar en la energía masculina y femenina.
Me llevo un gran aprendizaje, sanación, amor, y un gran agradecimiento.
Gracias por SER una persona tan alegre, segura y natural compartiendo.
Gracias por ESTAR ahí compartiendo y ayudando.
Un abrazo desde el corazón y desde mi alma.


María

Este taller me ha permitido reencontrarme con mi sexualidad, reconocer y honrar mis creencias, mis ancestros, agradecerlo desde lo más hondo de mi alma, y así poder dejar partir mis ataduras al pasado, abrirme a lo nuevo, a la experiencia de estar viva, de sentirme plenamente viva. Ha sido un gozo de verdad permitirme reconectar con la belleza y el esplendor de mi sexualidad como mujer.

Bea irradia la profundidad más sentida a la vez que las ganas de jugar de la niña/niño que todos llevamos dentro, que todos somos. Gracias Bea por ofrecerme un espacio seguro donde poder conectar conmigo misma, aceptarme completa y amarme desde tan adentro, y poder compartir esta experiencia con todo el grupo.


Áurea